Desde los años 1700s, los Jesuitas llevaban a cabo actividades mineras en la Sierra Cacachilas mediante sistemas de túneles subterráneos.

Un túnel abandonado descubierto por nuestros geólogos e historiadores.

Estas minas eran lugares peligrosos porque no había suficiente madera para el soporte de las paredes y techos de los túneles, ni equipo de excavación, ni tampoco bombas para evacuar el agua. Con el retiro de los Jesuitas de todos los territorios españoles, las minas fueron abandonadas. Algunas historias cuentan que los pobladores nativos escondieron las minas debido a las condiciones de esa época.

Cualquiera que hayan sido las razones no hay evidencia de actividades mineras en la región de Cacachilas hasta el año 1840. En esa fecha se encuentran nuevamente documentos de concesiones y actividades. Muchos están representados aquí a través de interesantes fotografías de periódicos y documentos originales encontrados por nuestros historiadores.

Postes de madera usados en el siglo pasado para reforzar el techo de los túneles. 

Mineros hace más de un siglo en la Sierra Cacachilas.

En 1857, “La Compañia Unida de Minas de la Baja California”  fue constituida por algunos Mexicanos notorios junto con el Gobierno Mexicano para explorar y concentrar el mineral extraído en la Sierra Cacachilas.

Aunque los recursos para desarrollar minas eran todavía difíciles de adquirir, algunas minas significativas fueron establecidas o re-establecidas en la región.

San Rafael, El Chivato y Las Canoas son ejemplos de algunas de ellas, y el pueblo de Cacachilas llegó a tener una población de 200 habitantes aproximadamente.

En 1888, las concesiones mineras en la región fueron unificadas por Don Felix Gibert representante del gobierno federal en el territorio de Baja California, Dr. Plutarco Ornelas, el cónsul general de México para San Antonio, Texas, e inversionistas basados en dicha ciudad, lidereados por Leonardo W. Orynski.

Este grupo llevó a cabo actividades mineras y proyectos en la Sierra Cacachilas. Esto duró hasta que el Gobierno de Estados Unidos derogó el "Sherman Silver Purchase Act" en 1893 y cambió al "Gold Standard" lo cual causó la caída del precio de la plata. Numerosas minas desde Montana, Estados Unidos, hasta la Baja California Sur cerraron.

La comparación del sitio de la mina de Cacachilas, en la época minera y en la actualidad.

Comparación del cañón de Canoas en la época minera, con grandes instalaciones para procesar el oro, y en la actualidad, solo permanecen ruinas.

El Sr. Orynski compró los derechos de la zona y continuó con las operaciones mineras hasta la Revolución Mexicana de 1910.  Una serie de inundaciones catastróficas que ocurrieron en 1918, causó la suspensión de actividades. Esos eventos marcaron el cierre definitivo de las minas en las Cacachilas y otros distritos mineros, incluyendo San Antonio y El Triunfo.

A excepción de un breve esfuerzo de exploración emprendido por el Ing. Sebastian Diaz Encinas al final de los años 1960 y principio de 1970, las actividades mineras en el distrito Cacachilas se han mantenido inactivas. Para más información sobre el Sr. Leonardo Orynski, y los distritos mineros del municipio de La Paz, asegúrate de visitar el nuevo museo de historia minera — Museo Ruta de Plata —que abrirá sus puertas en El Triunfo en 2018.

Back to Top